Muda

Skills: Características de las Aves

826-Golden-Bishop-WTa

La muda es un proceso que sobreviene de manera periódica y regular, es un proceso que consistente en la sustitución del plumaje más antiguo y deteriorado por otro nuevo y en mejores condiciones. 

Generalmente consiste en una muda completa anual, pero gran número de aves realizan dos: una parcial antes del periodo reproductor y otra completa después de la reproducción. Existen también otras aves que hacen 2 o hasta 3 mudas anuales, como es el caso de la perdiz nival. 

El tiempo invertido en el crecimiento completo de una pluma es de 10 a 20 días aproximadamente, aunque en el caso de las grandes remeras pueden durar casi unos 90 días. La duración total de la muda depende en gran medida de las costumbres migratorias del ave. En el hemisferio norte las aves suelen mudar entre julio y septiembre, coincidiendo con los meses de mejor tiempo, sin condicionar a las aves que están en cautividad por que pueden estar viviendo en un ambiente en condiciones controladas que les provoque un cambio en el periodo de muda diferente a l’habitual. 

La coloración y estructura del plumaje diferencia en muchos casos a jóvenes de adultos. El dimorfismo sexual se puede detectar también por la distinta coloración del plumaje. 

14g
La renovación de las plumas se produce en secuencia, es decir unas cuantas cada vez y, generalmente, de forma simétrica. Con frecuencia, son las rectrices y las remeras las primeras en mudarse. 

Aves como el pingüino no pierden su plumaje viejo hasta que el nuevo no haya alcanzado su total desarrollo. Otras , como muchas aves acuaticas (pato, ganso, etc.) pierden todas sus plumas de vuelo al mismo tiempo, con lo que han de permanecer ocultas de sus depredadores. 

Dado que el plumaje es vital para la vida del ave, requiere unos cuidados especiales, por ejemplo, en las aves en cautividad el periodo de muda lleva consigo un desgaste que tendremos que suplir con una dieta más rica en grasas, proteínas, hidratos de carbono vitaminas y calcio, para que este proceso no debilite en demasía al animal y no le haga, así, más vulnerable a la enfermedad. 

La humedad ambiente y del plumaje favorece que el ave se atuse y acicale con más frecuencia ayudando a quitar las plumas muertas y acelerando el proceso. La manera más factible de humedecer el plumaje del pájaro es rociando con un atomizador dos veces por semana durante la muda el cuerpo del animal. El proporcionarle una cubeta de baño es una opción a tener en cuenta para que el pájaro se bañe y así mejore su capacidad de mudar. 

Los baños de sol, como los de agua son también muy efectivos para mudar. 

550px-Black-throated_Finch

Unos de los más importantes cuidados que tienen las aves con su plumaje es el engrasado, con grasa procedente de la glándula uropigial, que se halla encima de la rabadilla. Básicamente el cuidado del plumaje consiste en repartir cuidadosamente por las plumas la secreción grasa de la glándula uropigial. Con una leve presión del pico, la glándula segrega una cierta cantidad de grasa que luego se reparte por el plumaje.