Minerales

Skills: Cuidados

Los Minerales son elementos químicos imprescindibles para el normal funcionamiento metabólico de nuestras aves, por ello, la falta de los minerales pueden provocar todo tipo de enfermedades carenciales.

El agua circula entre los distintos compartimentos corporales llevando electrolitos, que son partículas minerales en solución. Tanto los cambios internos como el equilibrio acuoso dependen de su concentración y distribución. Aproximadamente el 4-5 % del peso de nuestras aves está compuesto por 22 elementos llamados Minerales.

Desempeñan un papel importantísimo en el organismo, ya que son necesarios para el desarrollo del esqueleto, para la sustitución y crecimiento de tejidos, síntesis de hormonas y en la mayor parte de las reacciones químicas en las que intervienen los enzimas. 

Según el consumo necesario de nuestro organismo y el tipo de mineral se pueden clasificar de la siguiente manera. Hay minerales que son necesarios en grandes cantidades, son los macronutrientes, como el Calcio, Fósforo, Sodio, Potasio y Magnesio. 

Otros son necesarios en cantidades más pequeñas y se les denomina oligoelementos como el Hierro, Cobre, Fluor, Cobalto, Zinc, Cromo, Manganeso, Yodo, Molibdeno, Selenio… Algunos se consideran posiblemente esenciales pero su función es aún desconocida. Nos referimos al Estaño, Silicio, Níquel y Vanadio. Los minerales también pueden ser contaminantes como el Mercurio, Aluminio, Plomo, Arsénico o Litio.

CALCIO

Es necesario para el desarrollo y mantenimiento de los huesos, para la coagulación de la sangre y para un funcionamiento adecuado del corazón y de los nerviós; sirve también para la formación del cascarón del huevo. Lo podemos subnistrar con el hueso de sepia, espinacas, yema de huevo, avellanas… 
En la época de calor, la cáscara blanda no siempre es debido a una carencia de calcio, sino al jadeo que elimina mucho bicarbonato, que es fundamental para la formación de la cáscara.

COBRE

Es basico para la porducción de la sangre. Activa la absorsion del hierro a nivel intestinal y tiene un papel importante en la producción de hemoglobina. La falta de Cobre produce anemia y con ello ua decoloración de las plumas. Esta presente en los datiles y pasas secas, la patata, almendra, soja…

FÓSFORO

Junto el calcio, es uno de los minerales más necesarios para la formación de los huesos. Lo podemos encontrar en el arroz, harina de trigo, col, brotes de soja, datiles, soja, coco,uva, etc. Su deficiencia puede causar debilidad muscular. Su exceso deteriora el balance de calcio/fósforo y causa deficiencia de calcio en el cuerpo, …

HIERRO

El hierro es un constituyente de hemoglobina (transporta el oxígeno y el dióxido de carbono en la sangre) e interviene en el metabolismo energético. Una deficiencia puede generar Fatiga general y baja resistencia a las enfermedades. En cambio, Una cantidad excesiva de hierro alera el crecimiento de los huesos, ya que interfiere con la utilización de la vitamina D. La podemos encontrar en las espinacas y acelgas y claras de huevo.

MAGNESIO

Este mineral es importante en el metabolismo de los hidratos de carbono. Abunda en las verduras de hoja y judías verdes. Se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos, forma parte de huesos, tejidos y cáscara de huevo; mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante. 

La falta de magnesio impide el crecimiento, con el resultado de que el plumaje se hace escaso; puede producir tambien convulsiones.

MANGANESO

Este elemento es muy importante en la formación de las plumas y en otros asèctos del crecimiento de los indivisuos jovenes. 
También es importante en la producción de enzimas. La acción del manganeso se inhibe a causa de in exceso en la absorción de calcio y físforo, cuyo resultado es ina mayor fragilidad en la cáscara de los huevos, y por lo tanto en su interior el embrión se desarrolla con mayor lentitud. 
También se ha determinado que el manganeso es necesario para obtener un buen resultado en la incubación de los huevos. Una buena fuente de manganeso esta en las verduras de hoja verde, por ejemplo las espinacas, yema de huevo, frutos secos como las nueces…

POTASIO

Se encuentra en las hortalizas en cantidad superior a 100 miligramos por cada 100 gramos y llega a superar los 300 miligramos e incluso los 500 miligramos en diversas hortalizas y verduras como las espinacas. Este mineral interviene en la actividad muscular, la transmisión del impulso nervioso y colabora en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula. Tambien es importante en la formación de huesos. Una carencia de este mineral puede producir pérdidas intensas de liquidos corporales, como ocurre en el caso de las diarreas. Tambien pueden tener los Músculos débiles, reflejos pobres y constipación. 
El potasio lo podeis proporcionar, suministrando platano, acelgas, soja, zanahorias, fresa, melon…

SODIO

En general se encuentra en muy baja proporción. Ésta es inferior a 30 miligramos por cada 100 gramos, a excepción de la acelga y el apio, en las que puede llegar superar los 100 miligramos por cada 100 gramos. Es muy importante en el desarrollo del esqueleto, pero además interviene en la regulación de la tensión arterial.

YODO

El yodo es un oligoelemento que el organismo almacena en la glándula tiroides. Es esencial para asegurar un funcionamiento correcto del tiroides y la producción de dos hormonas que regulan numerosas funciones metabólicas, como el desarrollo de los tejidos y el crecimiento, la maduración del sistema nervioso o el mantenimiento de la temperatura corporal. En cambio, una deficiencia puede causar Baja vitalidad, pobre circulación sanguínea, pereza física y mental, reducción del índice metabólico, engordamiento, piel y cabello seco, … También puede causar transtornos respiratorio e incluso vómitos. Los periquitos y tórtolas, a veces, son sensibles a estos problemas. En los alimentos, el yodo forma parte de las algas, espinacas, trigo, arroz, manzana, sal marina, etc.

ZINC

Forma parte de la composición molecular de alhunos enzimas y los activa. Tiene también una funcion en la formación de los huesos y de la cáscara de huevo. Nuestras aves necessitan Zinc durante las primeras fases del desarrollo y del crecimiento. La carencia de este metal provoca un desarrollo mediocre y una disminución en la pigmentación del plumaje. Lo encontramos en algunos cereales, levadura de cerveza, algas…