Las dificultades de adaptación al cambio climático de las aves europeas

Skills: Cosas sobre Aves

La adaptación a un clima europeo cada vez más caluroso está pasando factura a las aves. Esta advertencia procede de un grupo paneuropeo de investigadores cuyos resultados se han publicado en la revista Nature Climate Change.

El estudio, que recibió apoyo de tres proyectos distintos financiados con fondos comunitarios, contó con la participación de científicos de República Checa, Alemania, España, Francia, Países Bajos, Finlandia, Suecia y Reino Unido.

El clima europeo se ha calentado gradualmente durante las dos décadas pasadas y los registros de temperatura se han desplazado 250 km hacia el norte, imposibilitando la vida a especies de aves y mariposas que prefieren ambientes fríos para su reproducción. Además en el estudio referido se ha descubierto que estas dos grandes familias de animales no se han desplazado a la misma velocidad que las temperaturas.

A efectos de este trabajo se dividió a las aves en dos grupos en función de su preferencia por climas ligeramente más fríos o cálidos. Por ejemplo, el pinzón vulgar (Fringilla coelebs) y el escribano palustre (Emberiza schoeniclus) son especies que prefieren climas fríos, mientras que la curruca capirotada (Sylvia atricapilla) y el jilguero (Carduelis carduelis) son especies que prefieren climas más cálidos.

El estudio recibió fondos de distintos proyectos europeos como STEP («Estados y tendencias de los polinizadores europeos»), financiado en parte con 3,5 millones de euros a través del tema «Medio ambiente» del Séptimo Programa Marco (7PM), y CLIMIT («Impactos del cambio climático en insectos y su mitigación»), participante en la red ERA-Net BiodivERsA2 y financiado con cerca de 2 millones de euros en virtud del tema «Coordinación» del 7PM.

Además recibió fondos adicionales de dos proyectos pertenecientes al Sexto Programa Marco (6PM): ALARM («Evaluación de riesgos medioambientales a gran escala para la biodiversidad con métodos probados»), financiado con cerca de 13 millones de euros mediante el área temática «Desarrollo sostenible, cambio global y ecosistemas» y MACIS («Minimización de y adaptación al cambio climático: impactos sobre la biodiversidad»), financiado con 900 000 euros mediante el área temática «Investigación en apoyo de las políticas».

Tras analizar veinte años de datos sobre aves, mariposas y temperaturas estivales, el equipo concluyó que algunas especies encuentran dificultades para adaptarse a climas más cálidos con la rapidez necesaria. Los intentos para desplazarse hacia el norte realizados por muchas de estas especies han sido en vano.

Uno de los autores del estudio, el profesor Åke Lindström de la Universidad de Lund (Suecia), comentó: «Tanto mariposas como aves reaccionan ante el cambio climático, pero no con la velocidad suficiente como para ponerse a salvo de un clima cada vez más cálido. No sabemos qué efectos ecológicos deparará esta situación a largo plazo.»

Las mariposas se han adaptado con mayor velocidad al cambio de temperaturas y se han mudado una media de 114 km hacia el norte, mientras que las aves sólo se han desplazado 37 km. Los investigadores sospechan que esta diferencia puede estar condicionada por la menor esperanza de vida de las mariposas, que les permite adaptarse con mayor rapidez al cambio climático. Las aves gustan de volver a los mismos espacios de cría cada año y su resistencia al cambio es más intensa.

Este proceso de adaptación en dos fases podría generar problemas en las aves, explicó el profesor Lindström: «Un aspecto preocupante de esta situación es la desincronización entre aves y mariposas, pues los gusanos y los insectos en general suponen una fuente de alimentos importante para muchas aves.»

El equipo logró medir qué aves se desplazaban hacia qué puntos observando la presencia de las que prefieren zonas más frías y más cálidas en distintos emplazamientos. Midieron el cambio anual en la composición de las comunidades en respuesta al cambio climático en 9 490 y 2 130 comunidades de aves y mariposas respectivamente en toda Europa.

«Durante los últimos cincuenta años los factores principales que han afectado a la concentración y distribución de aves y mariposas han sido la agricultura, la silvicultura y la urbanización. El cambio climático se está estableciendo como un factor cada vez más importante en el desarrollo de la biodiversidad», afirmó el profesor Lindström.
Para más información, consulte:

Universidad de Lund:

http://www.lu.se/

Categoría: Resultados de proyectos
Fuente: Universidad de Lund
Documento de Referencia: Devictor, V. et al., Differences in the climatic debts of birds and butterflies at a continental scale, Nature Climate Change, 2012. DOI: 10.1038/nclimate1347
Códigos de Clasificación por Materias: Investigación sobre el cambio climático y el ciclo del carbono; Protección del medio ambiente; Ciencias de la vida; Investigación científica
RCN: 34229