La Respiración

Skills: Características de las Aves

Todos los animales necesitan respirar, es decir, incorporar oxígeno y expulsar dióxido de carbono. Para hacerlo, los animales presentan distintos tipos de respiración. Concretamente, existen cuatro tipos de respiración, según los órganos respiratorios que tenga el animal: pulmonar, branquial, traqueal y cutánea.

De todos esos tipos, las aves tienen respiración pulmonar, al igual que los mamíferos, la mayoría de los anfibios y algunos invertebrados terrestres.

Ésta respiración se realiza, como su mismo nombre indica, mediante los pulmones. Éstos, al igual que los de los humanos, también están formados por alveolos. Están rodeados de muchos capilares sanguíneos, que es donde se produce el intercambio de gases. Es decir, la sangre de los capilares toma el oxígeno y deja el dióxido de carbono.

sistema respiratoria aves

El sistema respiratorio de las aves está bien adaptado para el vuelo, que demanda una gran ventilación del organismo. De hecho, este sistema de respiración aérea es el más efectivo que se conoce y su forma y funcionamiento son diferentes a los que se conocen en mamíferosy reptiles, ya que en estos últimos los pulmones se inflan y se desinflan rítmicamente, existiendo un momento de inhalación y otro de exhalación, mientras que en las aves los pulmones son estructuras semirrígidas, a partir de las cuales se proyectan varias bolsas que tienen de globo llamadas sacos aéreos. Estas estructuras tienen una función primordial en la respiración, pues se encargan de inflarse y desinflarse, ayudados por los músculos de la pared del cuerpo puesto que las aves no tienen diafragma, provocando una corriente continua de aire que pasa por los pulmones para un intercambio gaseoso constante

El ave requiere dos respiraciones completas para que el aire entre a su cuerpo y salga fuera de él. El aire con oxígeno ingresa al cuerpo del ave a través de las aberturas nasales o nostrilos, ubicados en la base del pico. Sigue su camino por medio de la tráquea hasta llegar a la siringe, estructura que permite al ave emitir sonidos. En este punto, la tráquea se ramifica en dos bronquios. El aire con oxígeno pasa entonces a unos sacos aéreos abdominales. Cuando el ave exhala, ese aire pasa de dichos sacos a los pulmones. Al inhalar nuevamente, el aire se mueve de los pulmones a los sacos aéreos anteriores y a los sacos situados en el tórax y entre las clavículas. Cuando el ave exhala nuevamente, el aire pasa a los bronquios y de ahí sale al exterior del organismo.